¡Oh, la feria!


Libro de arena presenta una crónica escrita por Silvina Rodríguez acerca de su visita a la Feria del Libro.


Por Silvina Rodríguez*


Para qué nos vamos a engañar, digo yo. Es inútil decir que no me importa, que no tiene sentido. Que haremos otra cosa. Lo cierto es que si la Feria emigra allá lejos adonde la quieren mandar, las cosas van a ser más difíciles para el común de la gente, a quienes les viene mejor Plaza Italia que la General Paz…
Mientras tanto, disfruto en este 2013 el poder encontrar en un mismo ámbito y en el mismo momento (digo, como Cortázar, piedras de toque formando constelaciones), exactamente en el mismo momento tener juntas en un panel sobre poesía a Margarita Mainé, a Ruth Kaufman y a Olga Drennen. Conversar luego en un stand con Márgara Averbach y Norma Huidobro, invitada a nuestra próxima Feria, en otro darle un beso a Cristina Macjus, vecina de Acassuso y por último, ver nuevamente a la Drennen pero esta vez hablando con una editora, Gabriela Pérez de Rider Chail. Y como comparten el espacio, aprovechar para pedirle una repo y novedades a Luciana Murzi de Abran Cancha y saludar al bueno de Daniel Lópes, de Crecer Creando, a quien también (ya que estamos) le mangueo (hace mucho que no lo tengo) Un capote de primera de Didi Grau. Y en el medio buscar los libros de Guillermo Martínez que quiero tener para terminar el taller que estoy dando, otro de Lingüística que me encargaron y mientras tanto,los contingentes de chicos de diferentes escuelas pasan y miran, y de vez en cuando compran. Último viernes de Feria. En los intervalos aprovecho y leo Betibú de Piñeiro y Una misma noche de Brizuela. Se hacen extraña compañía.
Es una especie de ceremonia, y desde el año pasado le agrego el hecho de participar en el Congreso de Promoción de le Lectura y el Libro. Hoy la conferencia inaugural fue de Mempo Giardinelli. Nada más, nada menos. En un panel sobre Lectura digital estuvo el también autor Eduardo Abel Giménez. El domingo me toca leer la ponencia sobre Experiencias de lectura con poesía y teatro. Una novedad para mí. Mempo habló hoy de la importancia de la lectura en voz alta, de un acto solidario y gratuito, de amor por el otro, de ayudar a cruzar el puente que tendemos como mediadores. Un acto en el que me reconozco. Que me produce una gran satisfacción.
Por lo demás, para no tener nostalgia, nos vemos el fin de semana del 1ro y 2 de junio en la Feria del Libro de San Isidro.


* Silvina Rodríguez es librera y feriante. Con su feria Tierra de libros, recorre escuelas de Capital y Gran Buenos Aires, siempre contagiando el entusiasmo por la lectura.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Encuentros con los libros álbum

Lewis a través de la lente