lunes, 24 de octubre de 2016

Dos alas temblorosas

Los puntos de vista son todo para un relato, pueden cambiar el curso de la historia, dar un giro inesperado, o hacer pensar, simplemente, en otras perspectivas. Libro de arena comparte un escrito sobre ¿un crimen de amor?




Por Candelaria Carreño*

“Dos alas temblorosas cayeron de sus manos. Quise ayudarla y me acerqué a su cuerpo y tomé su par de alitas, blancas, nimias, con plumas que se deshacían a medida que las tocaba.
Su figura recortaba el espacio. Llevaba un vestido celeste ceñido al cuerpo. En el momento en que dije las palabras finales, esas dos alitas salieron despedidas de su espalda. La quise ayudar pero ya no estaba en este lugar. Quise pegarle las plumas a esas alitas, quise incrustarlas nuevamente a su cuerpo y en ese preciso instante, su álgida figura cayó al piso, con la misma sutileza que habían caído sus blancas alas. Y miré mis manos, y vi sangre, mis manos teñidas de sangre, las mismas manos curtidas por el sol que minutos antes habían buscado recomponer sus alas, mis manos que se movían como arañas toscas entre la pureza de esas plumas blancas ahora estaban envueltas en hilos espesos de sangre, que caían por su cuerpo, como cauces de un río que quiere encontrar su salida al océano.”

El diario matutino publicó lo siguiente:


En la madrugada del día de ayer, fueron hallados los restos de una joven. La muchacha se encontraba en su domicilio, y a la hora del hecho, los vecinos dicen haber escuchado un grito ahogado de dicho departamento. A su lado, en estado de shock se encontró al, por ahora, único acusado del crimen. No se encontró ningún arma, ni elemento causante de las heridas en la espalda de la muchacha. La policía todavía se pregunta cómo puede haberse llevado a cabo el posible crimen. Cuando se le preguntó al acusado, sólo respondió: “Sus alas, sus alas, se habían caído sus alas. Yo solo quise ayudarla”.


*Candelaria Carreño:  vive en Buenos Aires. Participó en los talleres de literatura y periodismo en la Escuela de Educación Estética de Trenque Lauquen. En Capital Federal, asistió al taller literario de Adriana Márquez. Actualmente se encuentra finalizando la carrera de Licenciatura en Artes en la UBA. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario