jueves, 30 de junio de 2016

Tierra de libros

Patricia y Eliana forman parte del grupo de profesionales que integran el equipo de promoción de lectura del Centro de Salud Nº 35, ubicado en la Villa 21/24 del barrio de Barracas. Con ellas estuvimos conversando sobre los orígenes de la biblioteca que llevan adelante desde hace 5 años y sobre la importancia de fomentar espacios lúdicos y recreativos que faciliten el encuentro entre los pacientes y el mundo simbólico que proporcionan los libros.
 

Por María Laura Migliarino

Dicen que la historia la escriben los que saben y, en este sentido, que mejor el relato de sus protagonistas. Todas las semanas, Patricia (psicopedagoga) y Eliana (fonoaudióloga), habilitan un espacio de biblioteca en el marco de las actividades cotidianas que se llevan a cabo en el CeSAC 35 con el fin de facilitar a la población el acercamiento a los libros y  la lectura.
Según cuentan, la biblioteca Tierra de libros se inauguró formalmente en el año 2011, pero su historia comienza mucho antes…
¿Cómo surgió la idea de armar una biblioteca?
“A lo largo del año 2007, el equipo de promotoras de salud, organizaron un espacio complementario de la atención pediátrica y nutricional de pacientes con riesgo nutricional, donde leían cuentos a los niños mientras esperaban. Más adelante comenzamos a pensar, junto a las promotoras,  en la posibilidad de armar un rincón de lectura, no teníamos biblioteca. Teníamos algunos libros sueltos y la idea original era armar un contexto de lectura, ofrecer libros a los chicos que estaban en la sala de espera,  libros que surgían de las donaciones de los propios profesionales. En esa época teníamos una cajita con libros que circulaban pero no se hacían préstamos, era un momento de encuentro libre donde se contaban cuentos que los chicos querían oír o solo se miraban libros. No había una actividad puntual.
Mucho tiempo después tuvimos la necesidad de armar una biblioteca que permitiera la circulación de libros a otros ámbitos. Queríamos que el rincón creciera, ya que notábamos mucho entusiasmo por parte de la población y del equipo coordinador también. Y en esa búsqueda comenzamos a capacitarnos, participamos en un ateneo en el Hospital Durand y un curso de capacitación organizado por el Hospital Tornúdonde nos interiorizamos acerca del programa Bibliotecas para armar y nos contactamos con ellos para que nos orientaran en el armado de nuestra biblioteca.  La experiencia compartida con otros nos ayudó a pensar nuestro propio espacio y comenzamos con la búsqueda de libros, con las donaciones.”
Del fruto de ese trabajo surgió Tierra de libros, la biblioteca que funciona los jueves de 10 a 11 hs., donde se pueden mirar libros y acceder al préstamo domiciliario, complementando así al rincón de lectura que funciona los lunes de 10.30 a 11.30 hs. El mismo se desarrolla dentro de la sala de espera  y en él se llevan a cabo distintas actividades: representación de cuentos, ambientación, acompañamiento con instrumentos musicales, lectura libre, entre otras.
“El equipo funciona muy bien, con mucho compromiso. Intentamos hacer las actividades en los momentos de mayor circulación de pacientes, en el horario de la consulta a pediatría o control de niño sano”. Pero a veces, cuentan sus protagonistas, la sala de espera está tan llena que no saben dónde hacer la actividad, igualmente se organizan, planifican y arman un rinconcito para que el encuentro se lleve a cabo “sea como sea”.
La biblioteca y el rincón están pensados para las personas que circulan por el centro de salud. Pensados a favor de los libros y la lectura, a favor de los adultos y niños, partiendo de la premisa que, a través del préstamo, la actividad no sólo se circunscriba al día y horario pautado y que los libros puedan circular entre las familias, en casa, a la hora de la cena o la previa antes de dormir.
¿Pero por qué pensar en la difusión de la literatura en un espacio dedicado a la salud?
“Porque estar saludable, tener salud, no es solamente no estar enfermo. La salud como concepto implica pensar en un estado más integral. La lectura apunta a ese estado de bienestar donde también se incluye la recreación”.
En este sentido, el CeSAC cuenta también con unajuegoteca que funciona los miércoles a las 14 hs. con un grupo estable que siempre asiste, “llueva, truene o haga muchísimo calor”. La propuesta incluye juegos reglados, de mesa, muñecas, autos, bloques, juguetes de superhéroes, juguetes para bebés. Y allí  también se realizan actividades que incluyen habilidades manuales y mucha creatividad: armado de origamis, pulseritas, actividades plásticas.
En estos contextos, el acercamiento al libro y al juego es muy importante. Hay que tener en cuenta que en ocasiones los chicos no tienen acceso a muchos espacios y tiempos para jugar y leer ya que desde muy pequeños se ocupan de actividades vinculadas con el mundo adulto como es el caso de cuidar a los hermanos más pequeños.
El desafío entonces consiste en encontrar ámbitos desde los cuales establecer propuestas destinadas a la participación y construcción de nuevos horizontes que integre a la salud en su dimensión biológica, psicológica y, sobre todo, social.
Actualmente la biblioteca cuenta con literatura infantil y juvenil, narrativa para adultos y poesía.Y, como la cara de una misma moneda, se encuentra con el problema de que al prestar el material éste se deteriora y queda sin reservorio (es por ello que siempre están a la búsqueda y a la espera de nuevas donaciones) Precio que se paga al lograr que la bibliografía circule, precio que se paga al lograr tener una biblioteca viva al alcance de sus beneficiarios. Porque en definitiva, como desde la antropología nos diría Estela Grassi, el encuentro con los libros y la literatura permite que cada ser humano ejerza el derecho de constituirse como un sujeto valioso para su sociedad y de proyectar su vida más allá de la mera supervivencia.

Biblioteca Tierra de Libros
CeSAC Nº 35


No hay comentarios.:

Publicar un comentario