Aventuras de lector

Las bibliotecas de los padres o los abuelos pueden ser buenos lugares adonde recurrir en busca de algún clásico, de algún autor consagrado, de alguna historia infaltable en nuestro haber. Libro de arena publica los textos favoritos de sus lectores y las razones que los llevaron a ellos. En esta oportunidad se trata de La Aventura de un fotógrafo en La Plata, de Adolfo Bioy Casares



Por Jonathan Hemman*


De chico leía las sagas de Harry Potter, Los tres del misterio y clásicas historias de terror para adolescentes. Pero hace poco comencé con lecturas un poco más complejas y quizás más acordes a mi edad, es decir arranqué a leer autores para adultos y clásicos. El primero que elegí fue Adolfo Bioy Casares y una novela corta que estaba en la biblioteca de mi abuelo: La aventura de un fotógrafo en La Plata. A decir verdad me maravilló la historia y la manera en que el autor la narra.
Todo comienza con la llegada del fotógrafo Nicolasito Almanza a la capital de Buenos Aires con el propósito de fotografiar los monumentos y lugares históricos. Allí conoce a la familia Lombardo compuesta por el Señor Lombardo, y sus tres hijas (dos de ellas adultas y bellas y la otra una niña de apenas unos cinco años). Con ambas muchachas mantiene un romance y a pesar de las reiteradas advertencias de sus conocidos sostiene un vínculo con la familia que se torna cada vez más estrecho.
En el prólogo de la edición de 2005 el autor reconoce que es probable que haya aludido al tema de los desaparecidos durante la novela y afirma: “No creo que uno pueda soñar una pesadilla tan terrible y no seguir escribiéndola al despertar”.

La Aventura de un fotógrafo en La Plata
Adolfo Bioy Casares
Buenos Aires, Emecé, 1985
  









*Jonathan Hemman tiene 24 años. Estudia publicidad en la Universidad de Palermo y por el trabajo de su padre vivió en varios países durante su adolescencia, pero afirma que no hay mejor lugar para leer que los bares de Buenos Aires.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Liliana Cinetto: "Puedo estar sin narrar, pero no puedo estar sin escribir."

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Lewis a través de la lente