Pequeña estafa

El amor todo lo transforma: los cuerpos, los sentimientos, los espacios, las miradas. Todos los espacios sufren reacomodamientos cuando llega para instalarse. Libro de arena continúa compartiendo escritos referidos a este asunto que entretiene en tiempos de primavera y el resto de las estaciones también.



Pequeña estafa

Decidí prestarle mi cuerpo
a su tamaña naturaleza:
probó la elasticidad del útero,
jugó con la redondez de los pechos,
corrió los límites de las caderas.
Ahora que abandonó mis instalaciones,
entiendo
que me devolvió el cuerpo,
pero a cambio
se quedó para siempre
con el reflejo fiel e inamovible
de mis ojos
en los suyos.


Florencia Serpentini: Nació seismesina, pero los pulmones le funcionan bárbaro. Eso pasó en 1984. Desde entonces vive en Bernal, es Licenciada en Publicidad, Profesora de Nivel Superior y trabaja en Educación. Participa en talleres de escritura y actualmente escribe en la cocina de su casa junto a su bebé recién estrenado. Él también tiene unos pulmones que funcionan bien, sobre todo a la noche cuando le agarra hambre.

Comentarios

  1. BELLÍSIMO!!! Tierno, dulce y fiel reflejo de la maternidad.
    Aplausos y felicitaciones!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Lewis a través de la lente

Estrategias para alentar la lectura