Un palacio altoperuano

Arte y literatura conviven y se conjugan con las tradiciones y herencias culturales de América y Europa en el legado de Ricardo Rojas. La Noche de los Museos ofrece innumerables recorridos que siguen los pasos de la formación de nuestra identidad. Libro de arena comparte una crónica sobre el Museo Casa Ricardo Rojas.


Por Corina Auster

Es increíble. Al pasar por Charcas 2837, en Recoleta, nos podemos encontrar con una propiedad con la fachada similar a la de la Casa de Tucumán. En realidad es el Museo Casa Ricardo Rojas. El estilo Neocolonial del edificio recrea el de un palacio del Alto Perú que sigue la tónica de la doctrina de Rojas: euríndica (palabra creada por él, basada en sus ideas de una nueva América resultado de la fusión de raíces indígenas e influencias europeas, era universalista).
El terreno fue adquirido por el hombre de letras en 1927 y tuvo que pedir un crédito hipotecario –que terminaría de pagar un año antes de su fallecimiento- para financiar la construcción, obra del arquitecto Ángel Guido, además de agregar dinero obtenido de premios por algunas de sus realizaciones.
La apariencia de la fachada se debe a que el escritor nació en Tucumán (en 1882) y propone la reivindicación de las provincias del interior frente a la Capital Federal. No puede negarse que es igual a la de la famosa “Casita de Tucumán”.
El Museo era el hogar del destacado docente, poeta, ensayista y autor de teatro, desde 1929 hasta su muerte en 1957.  Creador de la primera Cátedra de Literatura Argentina en la UBA y finalmente rector de esa universidad. En 1923 recibió el Premio Nacional de las Letras.
Su casa, muebles, objetos de arte, su biblioteca incaica y toda la documentación afín a sus actividades –como cartas, originales y pruebas de imprenta de sus obras, manuscritos, cuadernos de viaje, mapas, partituras, fotos, discos y recortes periodísticos- provienen de la donación de su viuda (según sus deseos) al Estado Nacional.
El Museo y la Biblioteca se fundaron en 1958 y a partir de un decreto en 1972 se lo denominó hasta hoy Museo Casa Ricardo Rojas Instituto de Investigaciones.  Es Monumento Histórico Nacional.
Conforman el patrimonio de la Biblioteca: libros, publicaciones, folletos, artículos de revistas, textos inéditos que formaron parte de su biblioteca personal.  Asimismo, hay ediciones nuevas de sus obras publicadas en los últimos años y ediciones de sus libros que tienen dedicatorias, anotaciones y la firma del autor. Son alrededor de 25000 ejemplares que abarcan fundamentalmente la literatura argentina e hispanoamericana, el humanismo, las ciencias sociales y estudios interculturales e indígenas de América.
El investigador, escritor y pensador quiso aunar lo indígena, lo gauchesco y lo español en lo americano y convertirlo en conciencia argentina.

Su postulado estético florece en medio de la locura urbana, a través de su casa-museo, con sus hermosos patios decorados, su vegetación autóctona y sus objetos de arte invaluables, en definitiva, en un templo en donde la literatura y la arquitectura se emparentan.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Encuentros con los libros álbum

Lewis a través de la lente