Home Movie Day

Los registros más insólitos, aunque comunes, aparecen en las filmaciones familiares o caseras que todos alguna vez protagonizamos. Hurgar en ese infinito universo atrae la curiosidad del más amante de la vida de los otros hasta el más apático. El Día de las Películas Familiares- Home Movie Day 2016- es la crónica urbana que hoy despierta el interés de Libro de arena.


Por Corina Auster

Vacaciones, cumpleaños, viajes, visitas a plazas, actos escolares, casamientos, bebés dando sus primeros pasitos y mucha gente saludando a cámara en una tarde de emoción, recuerdo, curiosidad y reflexión.
El sábado 3 de setiembre el Home Movie Day –el cine familiar llevado a la pantalla grande- festejó 10 años en nuestro país.
Esta vez el festival se realizó en el Auditorio David Viñas del Museo del Libro y de la Lengua (en Av.  Las Heras 2555). El presente año el evento contó con un ingrediente extra: la participación del cineasta Bebe Kamín y familia ¡aportando algunas películas caseras de su autoría! Todas son películas en formatos extraños para la era digital (16 mm, 9.5 mm, 8 mm y Súper 8), filmadas generalmente por el hombre de la casa, quien habitualmente compraba la cámara, por eso los “camarahabientes” eran los grandes ausentes de la filmación y eso también justifica el punto de vista masculino, subjetivo y desde la exclusión.  Películas que los dueños hace mucho tiempo no veían o quizás nunca vieron desde que las heredaron, encontraron o compraron (en mercados de pulgas, ferias, casas de antigüedades o por internet) porque no poseen el proyector necesario y comparten su admiración con el público, sus hijos y hasta tal vez sus nietos.
Resulta gracioso y sorprendente escuchar a un participante explicar su material señalando: “ésta es mi mamá, ésta es mi tía, ésta es mi abuela” y que reciba un rabioso aplauso como si se tratara de la última producción de Hollywood premiada con varios Oscar.  Un aplauso dirigido al “cineasta amateur” o a quien haya traído la película, a quien está ligado a ella por un lazo afectivo.
Los registros más frecuentes son las vacaciones en Mar del Plata seguidos por los de Bariloche. El “Día de las Películas Familiares” es un encuentro anual dedicado a la celebración del cine amateur organizado por expertos en preservación audiovisual, llevado a cabo en centros culturales, bibliotecas, cines de más de 50 ciudades en 15 países distintos.  Se invita a la gente a traer sus películas para ser revisadas por proyectoristas y restauradores audiovisuales y disfrutarlos en pantalla junto con las de otros aficionados y recibir consejos de conservación.
Se destaca el valor histórico de esas imágenes confinadas al ámbito privado –se descubren usos y costumbres de cada época a través de la vestimenta, peinados, alimentos, construcciones, publicidades, automóviles-. Con el auge de los estudios culturales, numerosos artistas e investigadores, así como también archivos, museos y coleccionistas, han manifestado un interés creciente por las formas de cine no profesional y su contribución a la cultura visual del siglo XX.  Su importancia radica en su conexión con el pasado y con la memoria.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Liliana Cinetto: "Puedo estar sin narrar, pero no puedo estar sin escribir."

Juan Rulfo. Narrar la muerte

La velocidad de la música