martes, 2 de septiembre de 2014

Si queres ser Boedo

Un cambio, una mudanza y un encuentro inesperado se combinan para conocer nuevas lecturas. Libro de arena no deja de compartir la mirada fresca y renovada, en cada oportunidad, de lectores que escriben acerca de sus lecturas predilectas y arrojan una luz nueva sobre textos a los que nos animan a buscar y leer. Hoy se presenta el comentario sobre  Breves apuntes de autoayuda, libro de relatos breves de Fabián Casas.



Por Federico Boido

Si querés ser de Boedo, tenés que leer a Fabián Casas, me dijeron apenas llegaba a mi nueva morada. Y yo, respetuoso de las tradiciones, les pedí alguno de sus libros, ya que en mi poblada biblioteca no tenía ningún ejemplar del mítico escritor boedeano. Ocio fue el primero, luego le siguieron Los Lemmings, El spleen de Boedo y todos los demás. Y cuando me los leí todos, sentí una sensación de vacío profunda: ya no había más Casas para mí. De esa introspectiva tristeza, que asustaba a mis allegados, me rescató mi amigo Gustavo cuando me trajo el único libro que, por desconocimiento, me faltaba leer: Breves apuntes de autoayuda, la edición que sacó Santiago Arcos en 2011. Este sí lo disfruté, lo anterior era compulsión y este fue delicia. Tardaba días en leer cada breve relato, porque eso es el libro, un libro de relatos breves, sobre la música, la literatura, el amor, las herencias, el cine, el boxeo, la política. Una suerte de batidora en la que se mezclan todas aquellas cosas que interpelan a Casas. Batido que sólo él puede hacer, con su singular pluma y sus inquietantemente agudas observaciones. Las cosas más disímiles son anudadas por su prosa, que genera algo nuevo, distinto. Algo que nos conmueve, nos moviliza, nos interpela. Los ensayos bonsáis de Breves apuntes... me dejaron hacer de voyeurista de la biblioteca de Casas, ser partícipe de su autobiografía de lecturas, de su universo de imágenes y palabras. Y me dejó pensando cómo sería mi autobiografía, que seguramente tendrá unas enigmáticas palabras sobre Casas y sus apuntes breves. 
Por todo esto recomiendo a Casas, pero también advierto que el que se anime tendrá que afrontar el vacío, el vacío que genera saber que ya no hay Casas para nadie, por lo menos hasta nuevo aviso.



Breves apuntes de autoayuda

Fabián Casas

Buenos Aires, Santiago Arcos, 2011












Federico Boido es profesor de historia, hincha fanático de San Lorenzo y haciendo rima con su apellido vive en el porteño barrio de Boedo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario