Todo lo que necesitás saber sobre Literatura

Llegamos a la lectura guiados por la voz de otro. Es otro lector el que nos inicia, el que nos hace entrar en el libro, el que por primera vez nos leyó un cuento y nos regaló ese reino de la infancia. Compartimos la reseña del libro para la Infancia, de María Luján Picabea, para animar a todos los que juegan un papel central en la mediación hacia la lectura.


Por María Pía Chiesino

A pesar que está incluido en la colección “Todo saber”, de Paidós, Todo lo que necesitás saber sobre Literatura para la Infancia, de María Luján Picabea, no clausura una totalidad, ni presenta un trabajo que se pretenda definitivo sobre el tema.  Sí podríamos decir que es un muy buen inicio.
A lo largo de cuarenta capítulos breves pero jugosos, la autora recorre la literatura infantil, a la que ingresa desde ángulos distintos, y nos entrega un libro que además de ser interesante y estar bien escrito, es una herramienta perfecta para los “mediadores”, de la LIJ: familiares, docentes, bibliotecarios.
Es un libro útil  tanto para un pariente que no sabe qué libro regalar para un cumpleaños, como para una maestra que se perfecciona y quiere actualizar su información sobre qué puede acercar al aula, que a veces es el único sitio en el que un chico tendrá contacto con lo literario.
El de Picabea es un libro al que puede acceder un lector que no sabe nada de literatura infantil, o un lector entrenado que busca un abordaje nuevo.
El título de los capítulos anticipa lo que cada uno desarrolla, Le sigue una bajada, siempre bien escrita, que condensa la información de lo que sigue. Y todos cierran con la lista de la bibliografía con la que se trabajó en cada caso.  Se agregan además, “pastilllas” que a veces citan alguna autoridad en un tema, o que acercan algún dato interesante, que complementa lo que se trabajó.
En la primera parte del libro hay una apelación directa a los mediadores. A medida que avanzamos en su lectura encontramos referencias a lo genérico y a lo temático.
Aunque el título del libro nos dice que vamos a encontrar “todo lo que necesitamos saber”, la autora ha hecho un trabajo que es serio y exhaustivo, pero que no agota semejante vertiente literaria.
Así, sus referencias nos llevan desde el juego, la vida familiar o los viajes, hasta la inclusión, la enfermedad o la muerte, como temas a encontrar en la LIJ. Hay además, capítulos que se refieren a los géneros: la historieta, el terror, la poesía, el libro álbum. También nos presenta aquellos textos de la LIJ que no tienen finales felices. Que comparten con los niños lectores,  historias marcadas por la tristeza y por la pérdida. Que apelan a correrlos de un lugar de comodidad, como hace siempre la buena literatura, sin que importe la edad de los lectores.
A lo largo de más de 250 páginas la autora nos presenta un panorama de la literatura infantil que, deja a sus lectores con “ganas de más”.
Picabea hace un recorrido extenso que ayuda a los mediadores a saber “por dónde empezar”, (como decía Barthes) cuando se disponen a acercar la  literatura a los más chicos.
En la primera parte del trabajo, hay un capitulo en el que se dimensiona la importancia de María Elena Walsh en la revalorización de la literatura infantil y juvenil en la Argentina. Verdadero capítulo-homenaje a quien compuso “la banda de sonido de la infancia”, de varias generaciones. Una buena clave de lectura para este libro, a nuestro juicio, es la que lo pone en un trayecto que no intenta simplificar lo complejo. Y que, por esto mismo,  es tributario de ese camino iniciado por Walsh, hace más de cincuenta años, ya que  intenta una reconfiguración original, del campo de la literatura infantil.
Picabea lo hace bien y lo escribe bien. Los mediadores, agradecidos.

Todo lo que necesitás saber sobre Literatura para la Infancia
María Luján Picabea
Buenos Aires, Paidós, 
Col. Todo saber”, 2016

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Liliana Cinetto: "Puedo estar sin narrar, pero no puedo estar sin escribir."

Juan Rulfo. Narrar la muerte

La velocidad de la música