Viaje a la lectura: libreros móviles y préstamo de libros en buses interurbanos

¿Cómo aprovechar mejor el tiempo que leyendo? ¿Qué mejor que explotar tiempos muertos y espacios vacantes? Viaje a la lectura es un proyecto que incentiva la lectura a bordo de seis buses interurbanos, en recorridos con más de 5 horas de duración de la empresa chilena Tur bus. Está pensado como una “micro biblioteca”, compuesta por 50 títulos. Este proyecto, vigente hasta el 23 de mayo en Chile, es una buena muestra de lo que se puede hacer con libros en lugares y tiempos no destinados a ninguna otra tarea en particular como el caso de viajar. El sistema de préstamo está a cargo del asistente del bus, quien es capacitado como mediador de la lectura, y durante el recorrido, facilita el libro elegido e inscribe al pasajero como nuevo “lector viajero”. La experiencia que acerca el libro al lector, lo lleva ahí mismo donde se encuentra sin otra cosa que hacer, es digna de conocer y por qué no de imitar.


Viaje a la lectura consiste en la instalación de 6 micro bibliotecas al interior de buses interurbanos de la compañía Tur bus, que serán instaladas gracias al financiamiento del Fondo del libro y la lectura, para fomentar la lectura en los pasajeros que usen diversas rutas de más de cinco horas de viaje, y al mismo tiempo, es una forma de celebrar el mes del libro con una iniciativa que escoge para su implementación un espacio no convencional como son los buses y el tiempo de espera para llegar a destino.
Fabián Retamal, coordinador del proyecto nos cuenta que esta iniciativa está pensada como una forma de hacer que los pasajeros de los buses interurbanos aprovechen los tiempos de viaje para acercarse a los libros y la lectura, y al mismo tiempo, es una invitación a las empresas de transporte a incorporar los libros como una alternativa que complemente los servicios que se ofrecen al interior de sus buses. 
Los asistentes de los buses son capacitados y remunerados, de manera que sean parte del proyecto desde un comienzo. Hay cincuenta libros en cada librero móvil los que pertenecen a editoriales tan variadas como Amanuta, Everest, Ocho Libros, Lom ediciones, Panamericana, Ediciones B, Alfaguara, Universidad de Talca, Ediciones de la Flor, Bibliográfica, Combel, Anagrama, Catalonia, entre otras que dan vida al corpus literario caracterizado por la gran variedad de géneros que integra para mejorar no solo la lectura sino la apreciación de los “lectores viajeros”, destacando la novela gráfica, el ensayo, la fotografía, la ilustración, el teatro y la poesía, además de una variada gama de compilaciones y antologías de cuentos chilenos, latinoamericanos y universidad, entre otras novelas que cumplen con los requisitos: ser breves y de gran calidad literaria y estética, según cuenta Fernanda Arrau, encargada de contenidos y selección de libros del proyecto.
Este piloto se inauguró el 23 de abril y estará operativo hasta el 23 de mayo, fecha pensada para celebrar el mes del libro con lecturas en movimiento y motivar a chilenas y chilenos a disfrutar leyendo.
Victoriano Gómez, gerente de Comunicaciones & RSE de Tur Bus, cuenta que la motivación de la empresa para apoyar el proyecto fue formar parte de una iniciativa única en Latinoamérica que promueve con gran creatividad la lectura en el país y que al mismo tiempo genera una experiencia de viaje distinta, con sentido y responsable con el buen servicio  a nuestros pasajeros.  “Además, hoy nuestro cliente nos exige innovar y sorprenderlos, desafíos que se cumplen con este proyecto”.
Viaje a la lectura  es parte de una serie de iniciativas orientadas a fomentar la lectura en espacios no convencionales, creadas con el fin de utilizar los tiempos de tránsito y espera para promocionar el disfrute por el libro. ¡Si hay tiempo libre, solo falta ofrecer libros para ganar un nuevo lector! Tal es el caso de Caleta de Libros, Espacio Creamundos, Pentragrama Poético y otros proyectos liderados por integrantes del equipo de Viaje a la lectura. 
¿Cómo se implementa? 


Los seis buses parte del programa estarán identificados con la imagen corporativa del proyecto. Podrás saber los horarios de los recorridos revisando los volantes que se repartirán en las boleterías, o leyendo los horarios en la web de Tur bus y Viaje a la lectura.
Al subir al bus, cada asiendo contará con una cartilla plastificada que anunciará todos los títulos. Cada pasajero, al recibir la visita del asistente del bus, será avisado y posteriormente, el asistente pasará con un librero móvil con los libros exhibidos en su totalidad, entregando a cada usuario el libro que desee leer, si así lo desee. Media hora antes de llegar a destino, se recogen los libros para dar vida a un nuevo ciclo de Viaje a la lectura.
¿Qué pasa después?
La idea es repetir la iniciativa al menos tres veces al año. Pero mientras no se esté implementando, los libros tendrán un buen uso y quedarán a cargo de la Biblioteca Pública de Hualañé, localidad del Maule, VIIregión.


Más información: Fernanda Arrau Lorca

Mail: viajealalectura@gmail.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Lewis a través de la lente

Estrategias para alentar la lectura