Juan Rulfo: El escritor de los pobres

Una semblanza del escritor mexicano, al que todo lector recuerda por su obra Pedro Páramo. Esta breve novela, cargada, sin embargo, de una enorme densidad simbólica, dio voz y entidad a los campesinos, marginados y olvidados de su pueblo. Rulfo vive en el recuerdo, vive en Libro de arena


Por Álvar Torales


Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, conocido como Juan Rulfo, nació en Sayuela, Jalisco, el 16 de mayo de 1917. En 1924 perdió a au padre "lo mataron una vez cuando huía...y a mi tío lo asesinaron, y a otro y a otro...y al abuelo lo colgaron de los dedos gordos, los perdió...todos morían a los treinta y tres años”, dice Rulfo en Los narradores ante el público, lo que hace recordar a Gabriel García Márquez. Pocos años después se le murió la madre. Publicó solo tres obras: El llano en llamas en 1953; Pedro Páramo en 1955 y El gallo de oro que recién fue publicada en una muy mala edición en 1980. La cordillera, su segunda novela, fue muchas veces anunciada pero hasta el momento sigue inédita. Sin embargo, su poca producción, no impide considerar a Juan Rulfo como uno de los escritores fundamentales de la literatura latinoamericana.
Cultor del criollismo y del cosmopolitismo, sus personajes, si bien auténticamente mejicanos, son una mezcla de realidad y fantasía. No deja de practicar experiencias narrativas  poniendo fin a la novela mejicana revolucionaria y abriendo el camino para el boom latinoamericano. Al respecto dice Seymour Menton: "La aplicación de una técnica experimental a un tema nacional demuestra la madurez del cosmopolitismo. Igual que el modernismo, el cosmopolitismo ha enriquecido la temática, la técnica y el estilo del género. Las innovaciones de los modernistas fueron aplicadas a temas nacionales por los primeros criollistas. Las innovaciones de los cosmopolitas ya se están aplicando a temas nacionales también. Juan Rulfo, que publicó en 1953 su colección de cuentos El llano en llamas, es uno de varios autores transicionales (hacia un neorrealismo) en cuyas obras se reconcilian los temas nacionales y la técnica experimental.".

Más allá de estas consideraciones técnicas no podemos dejar de apreciar que toda la obra de Rulfo está atravesada por la pobreza, a veces extrema, la injusticia, la explotación, el hambre, el trabajo brutal. Una obra hondamente rural y mejicana. Tal vez se pueda decir que Juan Rulfo fue el escritor de los pobres: quizá le hubiera gustado esa definición.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Liliana Cinetto: "Puedo estar sin narrar, pero no puedo estar sin escribir."

Juan Rulfo. Narrar la muerte

La velocidad de la música