El guión de una vida: Moreno, de Laura Ávila


Anticipándonos a la última entrevista gratuita del año a Laura Ávila, compartimos esta recomendación de lectura producida en el Laboratorio de análisis y producción de LIJ.



Por Alejandro Alonso*

La narrativa de ficción permite varios posibles abordajes a las figuras históricas para acercarlas al público. Sin embargo, en la Literatura Infantil y Juvenil existe siempre el peligro de las intromisiones foráneas fruto de, en palabras de María Adelia Díaz Rönner, un afán pedagogista y didáctico, como camino a un reduccionismo que “hace imposible el placer por lo que se oye o por lo que se lee”. Debo admitir con alegría que en Moreno – Guión Cinematográfico (publicado en el marco de la colección Alandar de Edelvives, Buenos Aires, 2015), Laura Ávila ha logrado eludir estas intromisiones edificantes. No es poca cosa.
En una entrevista concedida a Mario Méndez para el sitio web Uno y Tres (http://unoytres77.blogspot.com/2015/11/moreno-de-laura-avila-una-historia-un.html), la autora da cuenta de la serie de eventos azarosos y no tanto, y de la gran valentía editorial que hizo posible que Moreno – Guión Cinematográfico llegara a las librerías y las escuelas. También comenta el trabajo de reescritura que la obra sufrió, dado que (sí, hay que dar crédito al título) se trata del guión literario de una película que no ha sido producida.
Desde luego, existen numerosos guiones de películas publicados comercialmente, con mayor o menor grado lubricación narrativa para adaptarlo al formato de libro. Mario Méndez asegura, sin embargo, que este formato de guión de cine “no novelizado” es probablemente inédito en la LIJ. Tiendo a darle la razón. Existen varios guiones de obras teatrales que apuntan a mostrar fragmentos o costados más o menos extensos de la vida de un personaje histórico (acaso el primero que salta a la memoria es el libro de Adela Basch, José de San Martin Caballero de Principio a Fin, publicado por Alfaguara). Sin embargo, el guión cinematográfico demanda un mayor grado de detalle y dinamismo: el lector debe ser capaz de no sólo de ver a los personajes, de escuchar sus diálogos y pensamientos, sino que debería alcanzar un alto grado de inmersión panorámica que lo transporte dentro de la escena y entre escenas. Si a esto le sumamos que ese lector al que apunta el libro no es el cinéfilo estándar, sino, en el mejor de los casos, un joven con poca prevención de las convenciones en la escritura del guión, entonces el desafío es aún mayor.
La obra de Ávila logra superar estos desafíos: la estructura de la obra es efectiva, los personajes progresan a lo largo de la historia, los conflictos se sienten reales y bien documentados, la riqueza de detalles es por momentos exquisita, y la verosimilitud (uno de los grandes desafíos de cualquier narrativa histórica) no deja espacio para la distracción especulativa. Con todo, y en pos de una llegada a esos lectores menos prevenidos, se ofrece al final de la obra un glosario y unas notas sobre el formato de guión cinematográfico.


*Alejandro Javier Alonso es periodista de ciencia y tecnología, y escritor. Ha publicado en antologías y revistas de Argentina, México y España. En 2005, su novela corta La Ruta a Trascendencia (ganadora del premio UPC) formó parte de la Colección de Literatura Fantástica y Ciencia Ficción, editada por Página/12. Además, se dedica e difundir distintos materiales sobre literatura infantil y juvenil desde su blog buhonitosblog.wordpress.com


Moreno
Laura Ávila
Editorial Edelvives

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El libro "Cuentos de la selva", de Horacio Quiroga, cumple sus 100 años de su primera publicación

CAPACITACIONES Y SEMINARIOS 2019 - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN