Palabras de colección

Nuestro querido amigo y compañero Álvar Torales vuelve al ruedo, con esta colecticia de palabras raras. Se aburría, el hombre, y se le dio por escudriñar, escrutar, inquirir el viejo diccionario. El hombre es así, asaz gallardo, acometedor.

Por Álvar Torales*


Releyendo un viejo cuento (producto de la cuarentena que por viejo sigo cumpliendo) de Vicente Battista llamado "El coleccionista de palabras" se me ocurrió una sencilla tarea. El cuento en sí consiste, como lo indica el título, en un coleccionista de palabras; "Hay gente que colecciona objetos de papel: desde estampitas o estampillas hasta boletos de colectivos o programas de cine... Agustín, en cambio, sólo colecciona palabras. Se queda con las que ya no se usan", dice el bueno de Vicente en su ameno y simpático cuento. Pensé entonces, ¿será todo ficción o existirán realmente esas palabras? Yo las desconocía, entonces recurrí al viejo y querido diccionario y encontré las palabras coleccionables de Vicente Battista a saber:

ALFAQUEQUE: el que desempeñaba el oficio de libertar esclavos o prisioneros de guerra.

CUCHIPANDA: comida que toman juntos y regocijadamente varias personas.

FARAMALLA: charla artificiosa encaminada a engañar.

LANUGINOSO: que tiene pelusa o vello lanado.

LAÑADOR: el que por medio de lañas o grapas compone objetos rotos.

MELARQUÍA: en los ingenios de azúcar el acto de dar la segunda cochura hasta que adquiera consistencia de miel.

PERILLÁN: persona pícara, astuta. El femenino (perillana) es poco usado.

TALANQUERA: valla o pared que sirve de defensa.

VILLANCHÓN: villancico, villancejo o villancete; canción popular breve que frecuentemente servía de estribillo.

 

Tomado del diccionario El pequeño ESPASA edición 1989.-

Seguramente esto no le servirá a nadie para nada pero a mi me entretuvo un rato.


* Álvar Torales: amigo y compañero de Bibliotecas para armar, decano en el Programa, permanente animador de los ciclos de cine y literatura en Hebraica, de las entrevistas en La nube y del actual Laboratorio de análisis y producción de literatura infantil y juvenil.

 

Antología personal
Vicente Battista
E.I.M.F.C., 2009.

Comentarios

  1. Muy bueno! Jaja siempre es interesante aprender palabras nuevas, o mejor dicho; viejas! 🤣

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

“Esa mujer”, de Rodolfo Walsh, por Ricardo Piglia

No hay más que candados para Helena, de Esteban Valentino

3155 o El número de la tristeza