50 años de la muerte de Giorgios Seferis

Hoy se cumplen 50 años de la muerte del poeta griego Giorgios Seferis. Nacido en Esmirna, comenzó a escribir a los 14 años. Estudió Derecho y Literatura en la Sorbona entre 1918 y 1924. El momento crucial, su primer libro de poemas, se publicó en 1931. Perteneció al cuerpo diplomático de su país. Su poesía está marcada por sus lecturas de Kavafis, Eliot y Pound. En 1963 recibió el Premio Nobel de Literatura. Nos acercamos a tres de sus poemas para recordarlo.



NEGACIÓN 

En la playa escondida

y blanca como paloma

tuvimos sed un mediodía

pero el agua era salada.

 

En la arena dorada

escribimos su nombre;

suave sopló la brisa

y la letra se borró.

 

Con qué coraje, con qué aliento,

con qué deseos y pasión

tomamos nuestra vida: ¡qué error!

y la vida tuvimos que cambiar.

 

                                                  (De Estrofa)

 

EL JAZMÍN

Anochezca 

o haya luz

blanco se queda

el jazmín.


            (De Diario de a bordo)

 


STRATIS EL MARINO DESCRIBE A UN HOMBRE

Pero ¿qué tiene este hombre?
Toda la tarde (ayer, anteayer y hoy) está sentado con los ojos
clavados en el fuego;
esta tarde conmigo ha tropezado al bajar la escalera
y me ha dicho:
“El cuerpo muere, el agua se enturbia, el alma
vacila
y el viento olvida; todo olvida
pero el fuego no cambia
Me ha dicho también :
‘”Sabe, amo a una mujer que se fue tal vez al otro mundo; no es
esto lo que me hace parecer tan desolado,
trato de sostenerme en una llama,

porque no cambia”.

Después me contó la historia de su vida.

 

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Esa mujer”, de Rodolfo Walsh, por Ricardo Piglia

No hay más que candados para Helena, de Esteban Valentino

3155 o El número de la tristeza