Una llamada desde El infinito

Llamada por la sugestiva ilustración de tapa y el diseño particular (que también es de Pablo Bernasconi), Débora Pert respondió con una lectura selectiva y un particular estudio de su relación con las vanguardias.



Por Débora Pert*


Más de una vez les dije (y no es mentira) que los libros “me llaman” desde los estantes de una biblioteca o de una librería.

Eso fue lo que me pasó con El infinito del genial Pablo Bernasconi. Su tapa negra que simboliza el más allá (con ¿estrellitas o polvo cósmico?), “el infinito”,  escrito con letras juguetonas de colores y la puertita que se abre, invitándonos a ver el libro y a divertirnos.

En la portada, además del nombre del libro y del autor, aparece solitaria la corona del rey. En la portadilla, la frase de William Shakespeare “Podría estar en una cáscara de nuez y sentirme rey de un espacio infinito”.

Quise elegir algunas frases de las veintiséis que forman el libro, pero confieso que  fue difícil elegir solo estas cuatro: “Es una cajita musical llena de silencios”. “Es el ojo de un artista justo antes de empezar a dibujar”. “Es una idea que no quiere, no se deja, se rehúsa a ser en una palabra”. “Es un cuento que sobrevivió a la infancia y recién ahora lo entiendo, pero ya soy grande. ¿Es muy tarde?” 

Siento que cada texto metafórico y cada ilustración proponen su visión, pero a la vez se sostienen por sí mismos. 

Todas las frases comienzan con “Es…” No están numeradas de la manera convencional, sino con números y fórmulas en la parte superior de cada página par. Hay ejemplos de la física, la matemática, la metafísica, la química, la religión, la poesía, la literatura, la música y hasta de la quiniela. Es como un guiño más para cada lector.


El infinito es el nuevo libro del autor e ilustrador argentino, que en el año 2018 fue finalista del prestigioso premio Hans Christian Andersen, considerado el Nobel de la literatura infantil. Fue publicado por Sudamericana.

Para este trabajo, sumó algunos de aquellos textos, que corrigió y expandió, para darle volumen y forma de ensayo.

Está dedicado a sus hijos, Franco y Nina y a Tania, tuvo como disparador un título anterior La verdadera explicación, publicado en 2012 por la misma editorial. En ese libro, Bernasconi ofrece una serie de divertidas interpretaciones a cuestiones científicas y filosóficas.


Bernasconi y su vínculo con las Vanguardias


Sus trabajos se vinculan con la historia del diseño por encontrar particular conexión principalmente con la vanguardia del surrealismo, ya que utiliza objetos o figuras reales fusionados, distorsionados o ensamblados mediante la técnica del “collage” que le permite vincular diferentes universos para dar una nueva significación. La búsqueda de la imagen inesperada es el foco de los trabajos de Pablo Bernasconi.


Su modo de representar mediante las ilustraciones son ejemplo como lo fueron las obras de Dalí y Magritte entre otros del movimiento surrealista donde se fusionan elementos reales para hacerlos irreales y así el artista encuentra esa forma de hacer ver mediante su obra la representación de una realidad que está en el inconsciente.


* Débora Pert es narradora de cuentos. Coordinadora del Sector Infantil y Juvenil en la Biblioteca Popular Sudestada. Coordinadora del Rincón de Libros en la ONG Leamos un Libro. Escribió “El ovillo de Ariadna”, publicado por la Editorial Muchas Nueces.



El inifinito
Pablo Bernasconi
Sudamericana, 2018.

               

                                                                        

Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Esa mujer”, de Rodolfo Walsh, por Ricardo Piglia

No hay más que candados para Helena, de Esteban Valentino

3155 o El número de la tristeza