Historia de la biblioteca "Andrés Tejera"

La biblioteca “Andrés Tejera” se encuentra dentro de la Fundación “El pobre de Asís”, donde funciona un Centro de Día y un Hogar de Tránsito para personas en situación de calle. Junto a la sede se encuentra la parroquia Santa María de los Ángeles, en el barrio de Coghlan. Los padres franciscanos invitaron en el 2006 a la Fundación a desempeñarse en ese espacio que se encontraba abandonado. Este proyecto es un ejemplo de lo que puede hacerse con lo libros en un espacio que permite la promoción de la lectura, la difusión del conocimiento y el acceso a la información. No otra es la misión de las bibiliotecas. Libro de arena celebra la posibilidad de contar el recorrido que formó esos espacios.

Por Belén Leuzzi

Desde un principio se intentó incentivar a las personas que asistían al Centro a desarrollar actividades que sirvieran a la promoción de la lectura. Objetivo claro del Servicio Social, que coordinaba actividades apropiadas para dicho fin, pero también desde el interior de los propios asistentes del comedor. Con la idea de promover la lectura se recibieron donaciones de libros y materiales. Si bien era todo informal, de a poco, casi sin darse cuenta habían formado una biblioteca. A su vez, cuando se pasaron a la sede actual, una de las personas mayores que asistía al Centro, Andrés Tejera, recibía él mismo las donaciones y las acomodaba, las catalogaba, las registraba, abría el mueble donde se guardaban los libros y los ofrecía a sus pares para prestarlos. Fue así que se convirtió en el encargado de la biblioteca. Andrés, que había estado en situación de calle parte de su vida, y que había colaborado férreamente en la constitución de la biblioteca y la difusión de la lectura, falleció y las puertas de la biblioteca se cerraron con su partida. Hasta que casi un año después se retomó nuevamente el proyecto que había quedado inconcluso y aparecieron otros voluntarios. Se pusieron en contacto con Bibliotecas para armar para recibir asesoramiento. La misión de Andrés se revitalizó y desde la comunidad decidieron llamar a la biblioteca “Andrés Tejera”, en honor de quien había trabajado con tanto amor por ella. La tarea tomó su curso y los voluntarios empezaron a rotular los nuevos libros y a prestarlos, dado que el Servicio Social está demandado por muchas otras actividades. Los voluntarios están conformados tanto por trabajadores de Servicio Social, como por los mismos asistentes del comedor y gente por fuera de la institución que quiere colaborar, cuya convocatoria continúa vigente. Para que la biblioteca tuviera el empuje necesario de los nuevos tiempos, se formalizó con un evento de inauguración en noviembre de 2011. Asimismo, trabajaron en conjunto con otras bibliotecas de la zona, entre ellas la biblioteca Coghlan, ubicada en la estación de tren homónima. El préstamo de libros y la lectura en el comedor funcionan, pero lo que resulta más efectivo son las actividades de incentivo a la lectura. Estas se llevan adelante a través de distintas propuestas de Bibliotecas para armar, sobre temáticas ligadas a la literatura: talleres de historieta; arte; poesía y cuentos de super héroes y villanos; visitas de narradores; actividades de bibliografía de pueblos latinoamericanos; proyección y debate de películas, entre otras cosas. El debate que surge de los talleres logra que personas que a veces se encuentran en la misma mesa y no se hablan, compartan sus experiencias, se comuniquen y cuenten historias personales. Aquí sólo hemos esbozado el inicio de la biblioteca, pero día a día se sigue construyendo y consolidando el espacio para compartir experiencias, lecturas, anécdotas e ir conformando la comunidad. Para aquellos que quieran ser parte de la biblioteca, ¡están todos invitados!

Biblioteca Andrés Tejera
Fundación El Pobre de Asís
Rómulo Naón 3200, Coghlan
Lunes a viernes de 9 a 12 hs.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Juan Rulfo. Narrar la muerte

Encuentros con los libros álbum

Lewis a través de la lente