El holandés errante, de Franco Vaccarini


En ocasión del nuevo ciclo destinado a versiones, adaptaciones, reversiones, Álvar Torales vuelve a ofrecernos un trabajo para el Laboratorio de análisis y producción de LIJ: en este caso una pastilla de la novela El misterio del holandés errante, de Franco Vaccarini, próximo invitado a La nube.


Por Álvar Torales

En realidad en esta novela hay dos historias en lugar de una; la primera es la de Charles Murray y la segunda la del propio Holandés que da título al libro. En la primera encontramos las aventuras y desventuras de un joven aspirante a periodista en la sórdida y maloliente Londres victoriana, con sus desigualdades sociales, su hipocresía y sus contradicciones que pueden juntar en un hecho la ternura y la crueldad. Lo pudo haber escrito Charles Dickens, pero no lo hizo, lo escribió Franco Vaccarini, y muy bien por cierto.


La otra parte es la leyenda del Holandés errante, terrible y diabólico personaje, azote de los mares del Cabo de Buena Esperanza pero que finalmente es vencido por el ingenio y la valentía de un niño, y sobre todo por el amor. El mismo capitán Fokke, temible condenado, es tocado por la dignidad y el amor, de modo que resigna su liberación y entiendo que es esto mismo lo que finalmente lo libera.


Atrapante novela de Vaccarini, con todos los ingredientes de la aventura; peligros, suspenso, humor, sorpresa. No conozco bien la leyenda, pero me alcanza con esta magnífica versión. Un placer haberla leído.


El misterio del holandés errante
Franco Vaccarini
Editorial Pictus, 2008.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Esa mujer”, de Rodolfo Walsh, por Ricardo Piglia

No hay más que candados para Helena, de Esteban Valentino

3155 o El número de la tristeza